EL SUICIDIO DE LA CULTURA NAZCA para transformar el paisaje creando belleza y nuestra capacidad para agotar sus recursos y destruir sus equilibrios. Las huellas de la cultura nazca son bien visibles todavía. Sus enormes y enigmáticos geoglifos, sólo visibles cuando se vuela sobre ellos, son uno de los atractivos turísticos del Perú. Pero esta civilización desaparecida hace 1.500 años ha podido ser también la responsable de otras huellas en su entorno. Un grupo de investigadores sostiene que su desaparición podría haber sido consecuencia de la catástrofe ecológica causada por ellos mismos al debilitar el suelo por la sistemática deforestación que precticaban. Podrían ser, así, un precedente precolombino de las contradicciones a las que los seres humanos nos enfrentamos hoy: nuestra capacidad

La Ciencia busca en Google Earth

Durante siglos se ha venido observando el cielo con gran interés desde la Tierra y se ha catalogado lo que en él se puede ver. Pero desde hace pocos años, también es posible darle la vuelta a esa curiosidad humana. Ahora es la superficie de nuestro planeta la que se rastrea con curiosidad desde el cielo. La combinación de los satélites artificiales y los sistemas digitales de tratamiento de la información hacen que investigadores de diversos campos y profanos con diferentes aficiones escudriñen cada rincón de los continentes y los océanos frente a las pantallas de sus ordenadores.


La acuicultura marina será fundamental






IMPOSIBLE DESCONECTAR
Las fronteras entre el trabajo y el ocio estaban claras hace un tiempo. En la búsqueda de reducir el tiempo del primero y aumentar el del segundo se ha considerado siempre que las nuevas tecnologías iban a ayudar mucho. Sin embargo, los teléfonos móviles, los ordenadores e Internet han establecido una nueva relación entre esos dos tiempos. Hoy ya no es tan fácil desconectar del trabajo. Esas tecnologías que han ido invadiendo el tiempo de ocio también mantienen a muchas personas permenentemente atadas al trabajo desde cualquier lugar. Los efectos psicológicos y en la calidad de vida que genera esta nueva situación son motivo de análisis y discusión.



Investigadores del CSIC aplican un método para identificar a las " víctimas’ de los mosquitos
¿A quién le pican los mosquitos? ¿Tienen preferencia por losanimales de pluma o por los de pelo? ¿Pueden picar a las tortugas? ¿Les dan asco el olor de los pies humanos? Hoy es posible responder a estas preguntas gracias al trabajo de unos investigadores que han aplicado una novedosa técnica para identificar especies a partir del ADN de la sangre que se han comido los mosquitos. Más allá de las respuestas a esas curiosidades, esa investigación resulta útil para
entender y aprender a manejar la forma de transmisión de enfermedades infecciosas como el dengue, la fiebre amarilla o la malaria.